I

a ti

que moras

entre las serpientes,

mi cuerpo te pertenece

el resto se lo dejo a los cuervos